Proyecto establece que sólo los niños hasta 14 años y los adultos mayores podrán andar en bicicleta por la vereda

Proyecto de nueva convivencia vial

Sólo niños de hasta 14 años y adultos mayores podrán andar en bicicleta por la vereda.
Y automovilistas deberán ceder a ciclistas 1,5 metros de la calle al adelantarlos.

 Por Catalina de Améstica R.

Apenas el Congreso apruebe el proyecto de ley de convivencia vial que regula la circulación entre automóviles, motocicletas, bicicletas y peatones, los ciclistas estarán obligados a transitar sólo por las ciclovías. Y, a falta de éstas, tendrán que pedalear por la pista derecha de la calle, compartiendo el espacio vial con los vehículos motorizados.

Así, una vez que se implemente el proyecto —en diciembre el Congreso daría luz verde— habrá tres maneras de andar en bicicleta: por las actuales ciclovías; por las nuevas que se construirán de acuerdo a estándares del Ministerio de Vivienda y por la vereda.

Pero en este último caso sólo lo podrán hacer los niños hasta 14 años y los adultos mayores. En el caso de los menores de 7 años, acompañados de un adulto.

Prioridad para el ciclista

En las calles con pista exclusiva para buses, los ciclistas deberán transitar por la pista izquierda. Pero en las vías para automovilistas, por la derecha. «Cuando un automovilista se encuentre con un ciclista en la calle, deberá cederle 1,5 metros de la calle al adelantarlos, y luego podrá retomar su ruta», explica Alberto Escobar, vocero de Automóvil Club de Chile.

—¿Y si el auto quiere doblar hacia la derecha?

—Tendrá la prioridad el ciclista. Además, el proyecto considera la habilitación de zonas de adelantamiento, que consiste en una demarcación en la calle antes de la zona de detención ante un semáforo (similar al paso peatonal) para que motos y bicicletas queden en primera posición de salida cuando el semáforo de la luz verde.

«Más errores que aciertos»

Un tema que preocupa al ingeniero en Transporte de la U. de Chile Alejandro Tirachini es cómo garantizar que los vehículos no arrinconen a los ciclistas en la calle. «La masificación de la bicicleta pilló de improviso a los automovilistas en Santiago, con un millón de viajes diarios. No basta con cambiar la ley, hay que fiscalizar su cumplimiento con fotorradares e impartir educación vial».

Para el ingeniero en Transporte de la UC Ricardo Hurtubia «la norma es correcta porque da prioridad a los ciclistas y peatones por sobre los automovilistas, quienes han sido los grandes privilegiados con políticas públicas y el diseño vial en los últimos 30 años».

El subsecretario de Transporte, Carlos Melo, explica que «además de la regulación, estamos trabajando con organizaciones civiles en un cambio cultural que mejore las relaciones de convivencia».

La medida es apoyada por el académico e ingeniero de la U. de Santiago Juan Pedro Sepúlveda. «No me imagino a un niño de 12 años circulando por la Alameda, Santa Isabel o Santa Rosa. Esto permite resguardar a quienes tienen mayor riesgo de perder el control de su bicicleta».

Pero no todos están contentos con el proyecto. El vocero de la agrupación Ciclistas Furiosos, César Garrido, asegura que «aunque en general el proyecto es bueno, va a conducir a más errores que aciertos porque no resuelve el tema de las ciclovías y calles mal diseñadas». Y agrega: «la calle es nuestra vía natural de tránsito. Circular por la vereda es más peligroso que en la calle debido a las salida de vehículos desde los estacionamientos».

Ciclovías Nuevo estándar

Una vez promulgado el proyecto, el Ministerio de Transportes tiene 3 años para certificar las ciclovías existentes así como los otros 190 km de ciclovías que dejará habilitados el Ministerio de Vivienda como parte de la medida presidencial.

Las nuevas vías serán de mayor tamaño porque «las bicicletas no sólo deben caber en las ciclovías, sino que sus conductores deben maniobrar y adelantarse entre sí. Por eso, se recomienda un ancho de 2,4 metros libres para ciclovías bidireccionales y 1,8 metros libres para unidireccionales», explican en el Minvu. El subsecretario de Transportes aclara que «esto no significa que los ciclovías actuales y que no cumplan con ese estándar se vayan a eliminar. Cuando exista una ciclovía certificada, el ciclista deberá circular obligadamente en dicha vía. Y cuando no, podrá circular también por la calle».

Fuente: http://impresa.lasegunda.com/2017/10/04/A/TH38DUCJ/all#0V38DTG6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *